Un Evangelio de “Caricatura”

Grafito de Alexámenos -  85d.C - Dice en griego:  'Alexámenos sébete theón" (¡Alexámenos, adora a dios!)

Grafito de Alexámenos – 85d.C – En griego: Alexámenos, adora a su dios,

El Grafito de Alexámenos es el dibujo más antiguo que se conoce como burla en contra del cristianismo. El mundo incrédulo utiliza la ironía y la mofa para desacreditar la verdad. ¿Lo cristianos deberían hacer lo mismo para denunciar el error?

LA ACTUALIDAD

Es alarmante ver en redes sociales cómo muchos jóvenes cristianos (y otros no tan jóvenes), quieren “predicar la verdad” a través la burla, la mofa, la ironía gráfica denunciando a aquellos que están en el error.

Por alguna razón, que no sé si es más mental que espiritual, se han dado cuenta de los muchos errores del evangelio moderno, tanto como de sus exponentes y, para “denunciar estos errores”, recurren constantemente a la la ironía compartiendo dibujos (memes en Facebook), algunos con cierto toque de fineza, pero otros de mal gusto.

Las mismas formas que se dan en las bromas hechas entre simpatizantes de distinto equipos de fútbol, ahora son trasladadas al ambiento cristiano pensado como un recurso válido para defender los colores de su camiseta doctrinal.

¿No se debería glorificar a Dios a través de la exposición de su verdad antes que recurrir a la burla?

UN MAL JUSTIFICATIVO BÍBLICO PARA LA BURLA

Muchos, para justificarse dicen: – Elías se burló de los profetas de Baal, que no podían hacer descender fuego del cielo. (1ra Reyes 18:27).

Perfecto, esa es una parte de la historia, ¿pero como sigue?

1) Elías reparó el altar de Dios que estaba destruido (1Reyes 18:30).

2) Elías oró a Dios de manera reverente una vez que las voces de los falsos profetas de Baal callaron.

3) Dios envió fuego del cielo y todos dijeron luego: ¡Jehová es el Dios! ¡Jehová es el Dios! (1Reyes 18:27).

Ahora si eres tan osado para atacar el error por medio de bromas y caricaturas te pregunto lo siguiente:

1)  ¿Qué haz hecho en pro de edificar el altar de Dios? ¿Es tu vida un claro testimonio a los demás acerca de Cristo? “…Nuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro racional culto” (Romanos 12:1). ¿Es tu hogar una altar de Dios donde arde siempre la llama de la Biblia al compartirla con tu familia? ¿La relación de esposo-esposa es de sujeción al Señor y en santidad? ¿Los hijos están siendo instruidos en el camino del Señor?

2) Elías oró… ¿Eres un hombre y una mujer de oración? ¿Cada decisión en tu vida está acompañada por oración? ¿Cómo indicar a los demás cual es el camino del error si no caminamos correctamente en la verdad? (Hebreos 12:13).

3) ¿Hay fuego santo de Dios en tu vida? ¿O es simplemente un fuego carnal para arremeter contra todos que se oponen a tu recientemente descubrimiento de la doctrina?

LOS HOMBRES DE DIOS NO RECURREN A LA BURLA PARA PREDICAR EL EVANGELIO

2Corintios 2:17 Porque no somos como muchos, mercaderes falsos de la palabra de Dios; antes con sinceridad, como de Dios, delante de Dios, hablamos en Cristo.

Los mundanos recurren a la burla, y esto ha sido históricamente. Vemos un grupo de 42 jóvenes ridiculizando al profeta Eliseo (2 Reyes 2:23). Luego de sus burlas fueron despedazados por dos osos.

Convengamos algo: Hay que denunciar el falso evangelio de la prosperidad, los falsos profetas, las falsas enseñanza, el desorden en la iglesias, el falso evangelio etc. etc.

Nadie dice que tengamos que callar la verdad ni que no debamos contender por la fe que fue dada una vez a los santos (Judas 1:3).

Ahora la gran pregunta es: ¿Cómo vas a defender esa fe? ¿Lo haremos cómo militantes fanáticos de un partido político o lo haremos como siervos del Señor?

Que el siervo del Señor no debe ser litigioso, sino manso para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen; si quizá Dios les dé que se arrepientan para conocer la verdad, (2Timoteo 2:24 y 25)

La exaltación de nuestra carne no sirve para defender la verdad tal como la “ira del hombre no obra la justicia de Dios” (Santiago 1:20).

No podemos sentarnos a la orilla del precipicio y reírnos de los que son despeñados al infierno por la herejía. Antes debemos dolernos y compadecernos por los que están en el error y predicarles la verdad que los hará libres (Juan 8:32).

SIENDO CONTAGIADOS POR LA BURLA

Muchos falso hermanos han entrado en esto de la “Reforma”, y se ve claramente en las redes sociales que no son referentes de la verdad, como estrellas estáticas que sirvan para que otros se orienten en su navegación, antes como dice Judas, son “estrellas errantes” (Judas 1:13) cuyo fin es la perdición.

Me preocupa más que nada, que muchos sinceros hermanos se dejen arrastrar de una u otra forma por esta clase del “evangelio de la caricatura” compartiendo las producciones irónicas de gente que ha tratado de entender las cosas de Dios con su mente, antes que con su corazón, para lo cual tiene que haber un nuevo nacimiento en Cristo (1Corintios 2:14).

PREDICAR LA VERDAD EXPONE EL ERROR

Es fácil, evidente y de poco esfuerzo levantar nuestro dedo y señalar un edificio en llamas (referido a los errores de la iglesia actual).

Es por supuesto más difícil levantar un edificio según los planos de Dios (una iglesia local centrada en Cristo).

Muchos en su carnalidad han creído en este tiempo, que Dios los ha llamado a ser grandes teólogos de redes sociales, pero en la vida práctica no se sujetan a ninguna iglesia local, congregación o pastores. Por eso hacen el desastre que hacen, ya que no están sujeto a ninguna disciplina ni guía espiritual.

Para que la gente salga del error la única forma que hay es predicar la verdad, pero esta debe hacerse desde el carácter de Cristo, manso y humilde, y no desde la perspectiva de Satanás, el burlador.

Cristo dice:

Mateo 12:36 Mas yo os digo, que toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

 Prediquemos la verdad, denunciemos el error, pero siempre de la perspectiva bíblica. No con burla, sino con sinceridad. El evangelio de Jesucristo debe ser predicado a este mundo por creyentes que tomen las cosas espirituales,  no con liviandad, sino con “temor y temblor” (Filipenses 2:12).

¡No combatamos la locura de la incredulidad con nuestra locura?

¡No hagamos del evangelio una caricatura, antes exaltemos su verdad y muchos serán iluminados por este mensaje que es poder de Dios!

1Corintios 1:18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; mas a los que se salvan, es a saber, a nosotros, es poder de Dios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

)

Alejandro David Riff

Pastor de la Iglesia Cristiana Bíblica de Rosario, Argentina. (Confesión de Fe Bautista Reformada de 1689). Representante hispano de Sociedad Bíblica Trinitaria. Profesor de Bibliología en seminarios.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: