¿Por qué una iglesia local debería tener una confesión de fe?

confesion-bautista

Algunas personas argumentan que una iglesia no debe tener una confesión de fe, pues debe basar su autoridad sólo en la Biblia. El argumento es válido del punto de vista de que por supuesto La Biblia es nuestra única regla de fe y prácticas. Pero por otro lado, toda iglesia local debe enfrentar tarde o temprano la pregunta: ¿Qué creen ustedes acerca de la Biblia?  ¡Y a esto debemos responder con claridad! Una, para afirmar la verdad, otra, para prevenir el error. Una declaración de fe no suplanta la Biblia sino que, por el contrario, ratifica sus principios de una manera ordenada, clara y fácil de comprender.

A continuación les presento una compilación de los puntos esenciales que toda iglesia o grupo en formación debe tener en cuenta a la hora de considerar una declaración de fe. Para esto nos valdremos de los excelentes comentarios que realiza Robert Paul Martin en su introducción al libro: “Exposición de la Confesión Bautista de Fe de 1689” por Samuel E. Waldron (libro muy recomendable para aquellos que deseen adoptar la declaración de fe de 1689).

La metodología que presento es: A) Hecer un pregunta B) Citar el libro mencionado c) Dar una respuesta concluyente.

1- ¿Porqué es necesario adoptar o tener una declaración de fe escrita?

Por desgracia vivimos en una era donde no se tienen en cuenta los credos, o que está aún en contra de los mismos, y que está marcada por el relativismo existencial, el antiautoritarismo, y el aislacionismo histórico (pag.14).

Respuesta: Es necesario tener algo escrito acerca de lo que creemos cómo iglesia para enfrentar el relativismo actual que siembra dudas acerca de las verdades bíblicas. La iglesia debe ser una columna y apoyo de la verdad antes que de la ambigüedad (1Tim 3:15).

2- Al adoptar una declaración de fe: ¿corremos el riesgo de ponerla  a la misma altura que la Biblia?

Las grandes confesiones reformadas no pretenden convertir en verdad algo que no fuera verdad anteriormente; ni se proponen obligar a los hombres a que crean algo que no estén ya obligados a creer sobre la base de la autoridad de la Escritura (pag.18).

Respuesta: No hay ningún riesgo que eso pase, si se entiende que la declaración “emerge” de los principios bíblicos y no que compite con los mismos como si fuera algo paralelo. No son dos rectas paralelas sino una linea perpendicular que nace de la Palabra de Dios y recae sobre la confesión de fe.

3- ¿Tener una confesión de fe no atenta contra la “libertad de pensamiento” de la iglesia?

(Muchos) habiéndose revelado contra la norma superior de la Biblia, no es ningún misterio que se irriten por estar bajo la autoridad inferior de una confesión; habiendo escupido el camello, no es asombro que se libren del mosquito con tanta facilidad (…) Cualquier aberración doctrinal o moral puede introducirse en la iglesia bajo el pretexto de “libertad de conciencia” (pag.19).

Respuesta: La iglesia no se forma de “libre-pensadores” sino de personas que se sujetan a la Palabra de Dios. Cada pensamiento humano debe ser llevado cautivo a Cristo (2da Corintios 10:5). Una confesión de fe tiene que llevarnos justamente a lo que Dios piensa y revela en su Palabra en los aspectos más importantes.

4-¿No es mejor que nuestro credo sea “interno”, es decir conocido por sus miembros,  y no que tenga que estar necesariamente escrito?

Todo hombre sabio antes de unirse a una iglesia deseará saber cuál es ese credo. Tiene derecho a saber lo que cree la iglesia y la iglesia tiene derecho a saber lo que él cree. Ahora bien, tener un credo no publicado como prueba de comunión es un desorden, por no decir una deshonestidad. Se deja que cada uno descubra el credo de la iglesia por sí mismo (pag.23).

Respuesta: Tener un credo interno no escrito da la posibilidad que la doctrina cambie en el tiempo. Además cualquier persona (o incluso otra iglesia que quiere tener comunión) está en su derecho de saber qué se cree en la iglesia a la que se va a unir (o en el caso de una iglesia, tener compañerismo).

5- ¡La confesiones de fe, acaso no dividen y causan desunidad?

Lo que es cierto de la vida dentro de la iglesia local es también cierto de la comunión entre iglesias locales. ¿Qué iglesia, que valora la preservación de su propia pureza doctrinal, así como su propia paz y unidad, podría temer una comunión segura con otra entidad , sin saber nada de su posición en cuestiones de verdad y error? (Pag.24).

Respuesta: Los fundamentos de la unidad y comunión inter-iglesias deben basarse en la Palabra de Dios. La oración de Jesucristo en Juan 17:17 respecto a la unidad fue: “Santifícalos en  tu palabra, tu palabra es verdad”. Las confesiones de fe, por el contrario, unen a las iglesias locales de una misma fe. Pero por otro lado trazan una linea de separación con aquellos que están en el error (2da Corintios 6:14).

CONCLUSIONES:

Hubo muchas confesiones de fe históricas antes y después de la Reforma del siglo XVI.  Al ver la historia de como se originaron, nos damos cuenta que cada vez que el error y la herejía quería prevalecer sobre la iglesia del Señor, su pueblo, siguiendo el ejemplo de la asamblea en Jerusalén de Hechos 15, se reunía y plasmaba por escrito las resoluciones bíblicas a la cuales se arribaba, Esto, servía como una guía para las generaciones venideras.

Hoy nos encontramos con una gran individualismo autodidacta, que a la hora de forma iglesias toman un poco de aquí y otro de allá, sin prestar atención a lo que Dios hizo en la historia de su iglesia y a lo que la iglesia hizo en pro de preservar la verdad.
No es obligación, pienso, adoptar sí o sí una confesión histórica determinada (aunque sí recomendable). Pero a la hora que una iglesia quiera hacer su declaración de fe, necesariamente tiene que prestar atención a la historia de la iglesia pues sino podría transformarse en un anomalía histórica. Muchos grupos, con Biblia en mano, y con buenas intenciones, han dado nacimiento a errores camuflados de verdad. El examinar la “sendas antiguas” como dice en Jeremías 6:16, no es, por supuesto, un examen del antiguo Israel, sino una norma re-examen para la iglesia a través de los siglos. Para finalizar, mencionaremos algunas de las declaraciones de fe realizadas en la época antes y durante la Reforma.

 

 Pastor Alejandro David Riff

Alejandro David Riff

Pastor de la Iglesia Cristiana Bíblica de Rosario, Argentina. (Confesión de Fe Bautista Reformada de 1689). Representante hispano de Sociedad Bíblica Trinitaria. Profesor de Bibliología en seminarios.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: