La simplicidad en el camino de Cristo

descarga (1)
2Co 11:3 Mas temo que como la serpiente engañó a Eva con su astucia, sean corrompidos así vuestros sentidos en alguna manera, de la simplicidad que es en Cristo.Simplicidad o sencillez son sinónimos de la la palabra griega “japlotes” que utiliza el apóstol Pablo, al escribirle a los Corintios respecto a que debiera ser su fe en Cristo.

El problema de los Corintios era que siempre estaban buscando “la novedad” antes que continuar con la sana doctrina apostólica

La gente no se conformaba con la sencillez del evangelio, y el mensaje de salvación liso y llano; sino que ellos querían nuevas experiencias.

El estado decadente de la iglesia de Corinto, era tal, que podían recibir sin problemas un mensaje humano carente del evangelio, o cualquier cosa que no tuviera que ver con la obra del Espíritu de Dios.

2Co 11:4 Porque si el que viene, predicare otro Jesús que el que hemos predicado, o recibiereis otro espíritu del que habéis recibido, u otro evangelio del que habéis aceptado, lo sufrierais bien.

Al dar un paseo por las librerías “evangélicas” y al ver tantos títulos y obras que hablan de auto-ayuda, novelas “cristianas”, devocionales vacíos, es un reflejo de lo que sucedía en Corinto.

La gente demanda otra cosa distinta al evangelio, y soporta bien esta enseñanza ¿Por qué? Porque la tendencia natural del la carne es resolver la vida en el plano material.

El evangelio de Cristo, te lleva a la cruz, donde Él murió, y donde junto con Él tienen que morir todos los deseos de nuestra carne.

El evangelio te lleva a la tuba vacía, y a contemplar Su resurrección. Al poner nuestra fe en Cristo somos resucitados a una nueva vida con Él.

La psicología del mundo (por más que se disfrace de cristianismo) solo puede aportar, frases bien hechas, “reflexiones para el alma”, solo positivismo, y nada más.

La verdadera vida del alma solo procede de Dios, y de leer Su Palabra, La Biblia, donde están las “palabras de vida eterna”. Los discípulos de Cristo tienen la respuesta:

Juan 6:68 Y respondióle Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Estimado amigo/a:

Si para sostenerte en tu vida diaria necesitas de frases hechas, historias de ficción, y muletillas (que tristemente se venden en librerías cristianas) este tipo de cosas no solucionaran tu problema real y profundo.

Solo Dios, Su evangelio y Su Palabra, pueden quebrantar el corazón y hacerlo de nuevo.

De la otra forma, es solo como reordenar un montón de muebles viejos y hacer algo de limpieza temporal. Pero la casa y el interior están afectados desde los cimientos.

En cambio, el evangelio de Cristo, no es una mejora al ser humano, sino un cambio completo para bien.

Te invito a buscar este camino, de cambio de carácter permanente, porque procede de la mano de Dios y no de la de los hombres.

Te invito a buscar el camino y enseñanza de Cristo en su sencillez original, sin el agregado de los hombres.

 

Alejandro David Riff

Pastor de la Iglesia Cristiana Bíblica de Rosario, Argentina. (Confesión de Fe Bautista Reformada de 1689). Representante hispano de Sociedad Bíblica Trinitaria. Profesor de Bibliología en seminarios.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: