EL MÉTODO DE CRISTO

sanidad ciegoY vino a Betsaida; y le traen un ciego, y le ruegan que le tocase. Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, y poniéndole las manos encima, le preguntó si veía algo. Y él mirando, dijo: Veo los hombres, pues veo que andan como árboles. Luego le puso otra vez las manos sobre sus ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos.
(Marcos 8:22 -25)

Alguien dijo una vez: ¿Es médico el enfermo que quiere escoger el remedio?

Muchos llegan a Cristo con una lista de demandas.

Se presentan al Salvador, desenrollan su lista de peticiones, y comienzan: -Señor, quiero que hagas esto… que me des esto otro… y luego aquello… etc etc.

Es decir, vienen con un MÉTODO planeado de como Jesús tiene que actuar en ellos.

Tal es el caso de las personas que trajeron a este ciego en donde le indicaban a Cristo la forma que Él tenía que ejecutar el milagro, para realizar la sanidad: TOCARLO.

O sea, venían con la idea preconcebida de “cuál era la forma” en la que Jesús tenía que obrar.

Pero Jesús los sorprende, ya que toma a este pobre ciego de la mano y lo saca fuera de la aldea, y utiliza un método distinto de sanidad.

No porque la sanidad dependiera “del método” (tocar, escupir sus ojos etc.) ya que la sanidad depende exclusivamente de su poder sobeano, sino más bien, como siempre, Cristo quería dejarnos una enseñanza.

Jesús realizó la sanidad de este ciego, no de la manera que los buenos amigos de este pretendían, sino que Cristo utilizó: SU MÉTODO.

Estimado amigo/a:

¿Quieres que Cristo haga una obra en tu vida?

No es el método que tú te fabriques, ni tampoco el método que otros te hayan dicho acerca de “como el Señor debe actuar contigo”.

Recuerda que Jesucristo está a la diestra de Dios (1 Pedro 3:22) y que Él actúa con poder de acuerdo a Su Voluntad, y no al planteo de nuestro métodos.

Dios no es esclavo de los caprichos del hombre, sino que es soberano en su voluntad.

Jesús mismo en la Biblia nos dice a qué ha venido a este mundo:

El Espíritu del Señor es sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas á los pobres: Me ha enviado para sanar á los quebrantados de corazón; Para pregonar á los cautivos libertad, Y á los ciegos vista; Para poner en libertad á los quebrantados. (Lucas 4:18 )

Cristo se presenta hoy a tu vida para el Salvador que actúa de acuerdo a su voluntad. Arrepiéntete de tus pecados y pon tu fe en Él.

Confía plenamente en su obra de la cruz, en su sangre derramada por tu pecado, y en su sacrificio expiatorio, que es SU MÉTODO para limpiarte de toda maldad, y darte un nuevo corazón.

Que tu alma descanse en Él, ya que para esto vino:

Para sanar tu quebrantado corazón…
Para darte libertad del pecado…
Y que tus ojos espirituales sean abiertos a la nueva vida por el poder de su Espíritu Santo.

¿Quieres que Cristo te guíe de acuerdo a SU MÉTODO salvador?

Alejandro David Riff

Pastor de la Iglesia Cristiana Bíblica de Rosario, Argentina. (Confesión de Fe Bautista Reformada de 1689). Representante hispano de Sociedad Bíblica Trinitaria. Profesor de Bibliología en seminarios.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: